Pechugas de pollo con coles de bruselas

Ingredientes: (300 calorías)

– Pechuga de pollo sin piel

– Sal

– Racimos de brócoli

– Aceite de oliva

– Jugo de limón

– Apio

– Avellanas

– Perejil

Preparación:

– Cuece las coles de Bruselas y el brócoli.

– En un sartén asa las pechugas de pollo con un poco de aceite de oliva.

– Agrega el brócoli y las coles de Bruselas.

– Saltea. Sazona con sal y pimienta. Agrega el jugo de limón. Sirve y espolvorea las avellanas y el perejil.

50 consejos y trucos para lograr tu peso ideal rápidamente

Llegar a tu peso ideal no es fácil, requiere de un gran compromiso, trabajo duro y, para muchos, un cambio total en su estilo de vida. Pero estos 50 consejos harán todo mucho más fácil para ti:

1. Limita tu consumo de calorías:

Perder peso se reduce a simples matemáticas, para deshacerte de esos kilos extra necesitas quemar o cortar la cantidad de calorías que consumes al día, semana, mes, etc. A veces puede ser difícil reducir la cantidad de calorías, especialmente para alguien que ama comer, pero encontrar la combinación perfecta para ti entre calorías y ejercicio ¡es la clave para lograrlo!

2. LEVÁNTATE Y SAL:

Aunque tengas un día demasiado atareado ¡mantente activo! Con tomarte tan solo 10 minutos para mantenerte activo, ¡puedes lograr acelerar tu cuerpo! Intenta por ejemplo salir a caminar durante tu hora de comida, además de ayudarte con tu peso, te ayudará a despejarte y respirar aire fresco.

3. Deja de perder tus entrenamientos nocturnos:

Al final de un día duro, es fácil encontrar una excusa para no entrenar, pero para mantenerte comprometido repítete a ti mismo que el ejercicio no es opcional. Además, honestamente ¿a quién no le servirían esas endorfinas extra después de un día tan pesado? ¡¡Hay una gran variedad de ejercicios que se pueden adaptar a ti!!

4. CONCÉNTRATE EN HACER CARDIO INTENSO:

Realizar 45 minutos de cardio intenso una cuantas veces a la semana puede estimular y elevar tu metabolismo incluso después de que dejaste de sudar, ¡y ayudarte a quemar esas calorías extra post-entrenamiento! Algunos ejercicios de cardio intenso que puedes intentar son: correr, bicicleta estática o entrenamiento de intervalo.

5. Viaja de manera inteligente:

Solo porque sales de vacaciones no significa que tengas que poner un alto a todos tus entrenamientos. Viaja inteligentemente y empaca algunos objetos que no te tomen mucho espacio, pero te ayuden a mantener constantes tus entrenamientos diarios.

6. Basta con la báscula:

Puedes verte tentado a subirte a una báscula en cuanto la ves, pero si te hace sentir mal, entonces deja de usarla. Ten en mente que el número no cambiará de la noche a la mañana, permítete subir a la báscula 1 vez a la semana y recordar que el peso no siempre es la medida más precisa para medir tu éxito, ya que puedes estar construyendo masa muscular la cual puede elevar el número de tu báscula.

7. Toma agua:

Además de mantenerte hidratado, el consumo regular de agua puede ayudarte con tu peso. Tomar agua antes de cualquier comida te asegura una buena hidratación (estar deshidratado puede hacerte pensar que tienes hambre, haciéndote comer más), y comer alimentos que contienen una gran cantidad de agua (como frutas y verduras), pueden ayudarte a que te sientas satisfecho más rápido, ¡lo que hace que comas menos! Un pequeño estudio encontró que tomar agua fría puede incluso acelerar el metabolismo y disminuir los antojos por bebidas azucaradas como el jugo y el refresco. ¡¡Razones suficientes para tomar agua todo el día!!

8. Come tus vegetales:

Comer de 5 a 7 porciones de frutas y verduras al día es importante para cualquiera, pero para aquellas personas que quieren llegar a su peso ideal lo es aún más, ya que aumentan las probabilidades de lograrlo. Las frutas y verduras son bajas en calorías y normalmente tienen altas cantidades de fibra.

9. Come tu desayuno:

Comer desde que te levantas en la mañana puede ayudar a tu organismo a quemar más calorías. ¿No tienes tiempo? ¡Te tenemos la solución! Shake Me!® contiene 45 nutrientes esenciales, está repleto de proteínas, vitaminas, extractos vegetales y otros ingredientes de primera calidad, ¡y es súper práctico y delicioso!

10. Recorta tus entrenamientos, pero haz que cuenten:

¿El no tener tiempo para hacer ejercicio es tu excusa? ¡Haz entrenamientos cortos pero intensos! Estos entrenamientos pueden ser igual de efectivos que aquellos que duran más, y es preferible hacer un entrenamiento corto pero de calidad a uno largo al que no le saques provecho.

11. Disfruta lo que comes:

Una de las peores cosas que puedes hacer cuando tratas de llegar a tu peso ideal es comer muy poco. En lugar de privarte, disfruta cada una de tus comidas y aprende a crear un balance entre lo que comes y lo que quemas, así podrás darte de vez en cuando unos pequeños gustos sin sufrir las consecuencias.

12. Haz tu conteo de calorías correctamente:

Como te comentamos anteriormente, lograr tu peso son simples matemáticas, no te engañes a ti mismo pensando que el ejercicio es un pase libre para comer de más, ¡esta forma de pensar puede llevarte a consumir más calorías de las que realmente quemas!, lo que te llevará a subir de peso en lugar de perderlo.

13. Deja de comer comida chatarra:

Sí, todos lo sabemos, pero parece que olvidamos que la comida chatarra es tu enemigo cuando tratas de lograr y mantener tu peso ideal, y peor aún, comer alimentos llenos de azúcar y grasa también te harán sentir irritable y con poca energía.

14. Come toneladas de arándanos:

Los arándanos no solamente están llenos de antioxidantes, si no que también juegan un papel importante en reducir la grasa del abdomen. Están llenos de antocianina, la cual altera la actividad de los genes que se encuentran en las células grasas humanas y hace que sea mucho más difícil aumentar de peso. Agrégalos a tus ensaladas, cómelos de snack o ¿qué tal te caería un delicioso Shake Me!® de vainilla con arándanos?, ¡¡hay miles de recetas que puedes intentar!!

15. ¡¡Come frutas con hueso!!:

Las frutas con hueso como las nectarinas, ciruelas, duraznos y cerezas, contienen sustancias naturales que mantienen en guardia a la obesidad. ¡¡Maravilloso!!, ¿¿verdad?? Además, te protegen contra la diabetes y actúan como un anti-inflamatorio.

16. Mantenlo fresco:

Tal vez no comas toneladas de comida chatarra, pero hay algunas comidas por ahí que parecen saludables y son exageradamente procesadas. Acércate lo más que puedas a la naturaleza y llénate de alimentos completamente naturales, te ayudarán a mantener tus niveles de energía, promover hábitos saludables de sueño y proveerte de una gran cantidad de combustible para rendir al 100 en tus entrenamientos.

17. Apégate a tus nuevos hábitos aún después de lograr tu peso ideal:

Solías devorarte una bolsa grande de papas con tu almuerzo, pero cuando decidiste preocuparte por tu peso y salud la reemplazaste por una ensalada. Ahora que has logrado tu peso, ¡no vuelvas al pésimo hábito de las papas! Lograr y mantener tu peso es un cambio de estilo de vida permanente, no algo que haces mientras alcanzas tu meta, si regresas a tus viejos hábitos alimenticios también volverá el peso e incluso mucho más que eso.

18. Motiva a tu cuerpo a lograr más:

Si no sientes muchas ganas de intentar algo nuevo en tu régimen de ejercicio, aún existen muchas maneras de intensificar tu rutina actual, por ejemplo añadir unos minutos extra a tu rutina o aumentar el peso que levantas, ¡pueden hacer una gran diferencia!

19. Come fibra en la mañana:

Una clave para lograr tu peso es comer alimentos que te mantengan satisfecho y por más tiempo, lo que puede ayudarte a resguardarte del hambre y las tentaciones. Si quieres comenzar tu día de la manera correcta ¡asegúrate de que tu desayuno incluya por lo menos 8 gramos de fibra!

20. Vive una vida activa en todos los sentidos:

La actividad física, ya sea entrenar para un maratón o ir al gimnasio, es importante para el peso. Agrega a eso pequeños cambios como tomar las escaleras, sacar a pasear a tu perro, pasar la aspiradora vigorosamente, ir en bici a la tienda, etc., ¡¡todas estas cosas te ayudarán a quemar aún más calorías y mantenerte en un activo estado de ánimo!!

21. EMPACA TU ALMUERZO:

Es una de las mejores maneras de mantenerte comprometido con tu plan de comida saludable, ya que cuando ordenas algo es difícil evaluar cuántas calorías contiene tu comida. Así que prepara tus propias comidas ¡para saber exactamente qué ingredientes estás comiendo!

22. Pon total atención a tus entrenamientos:

¡Parece que todo el mundo está atado a sus celulares últimamente! Deja el tuyo a un lado y da a tu entrenamiento tu completa atención ¡para maximizar tus resultados!, incluso cuando estés utilizándolo para elegir tu lista de reproducción déjalo inmediatamente después de elegir la adecuada para evitar estar chateando o navegando en internet mientras entrenas.

23. Monitorea tu progreso:

Si pesarte te provoca ansiedad, entonces monitorea tu progreso mirándote al espejo, tomando de referencia tu ropa o, tomándote fotos cada semana o cada quince días.

24. Haz ejercicio en la mañana:

Estudios han descubierto que las personas que se ejercitan en la mañana entrenan con muchas más ganas que aquellas que ejercitan más tarde.

25. Elige platos azules para comer:

El color azul es considerado un supresor natural del apetito, por lo que si quieres comer menos, una excelente opción sería utilizar platos azules para lograrlo.

26. Siempre paga tu comida en efectivo:

La próxima vez que vayas a comprar tu despensa ve al banco antes. Un estudio mostró que aquellas personas que pagan en efectivo compran menos comidas indulgentes.

27. Haz músculo:

El músculo quema calorías a un grado mayor que la grasa, incluso si te consideras una persona activa, es importante hacer entrenamientos de fuerza además de tu rutina habitual.

28. Haz tu vida divertida y algo que te encante:

Se ha demostrado que el estrés causa aumento de peso al hacer que comamos de más – especialmente comidas altas en grasa y azúcar -, por lo que debes asegurarte de darte un tiempo para relajarte y despejarte. ¡¡Es algo extra que muchas actividades divertidas como el baile, escalar e ir de compras te ayuden a quemar calorías de manera natural!!

29. Corta tu comida en pedazos pequeños:

Puede parecer infantil cortar tu comida en pequeños pedazos, pero un estudio reveló que cortar la comida lo más que puedas ayuda a engañar al cerebro, haciéndolo pensar que hay más comida en el plato de la que realmente hay, ¡lo que te lleva a comer mucho menos y aún así sentirte satisfecho!

30. Ten un diario de comida:

Tener un registro de las calorías que consumes al día es una manera efectiva de ayudarte a mantenerte por buen camino. Estudios muestran que aquellas personas que tienen diarios llegan más fácil y rápido a su peso. Así que registra tu consumo de calorías con alguna aplicación en tu celular o por escrito si así lo prefieres, así como el tipo de comidas que consumiste y las actividades físicas realizadas.

31. Practica el control de porciones:

El control de porciones es esencial para lograr y mantener tu peso. Comidas saludables como las nueces y la quinoa pueden provocarnos subir de peso cuando las comemos en exceso. Asegúrate de revisar el tamaño de la porción en las etiquetas nutricionales, recuerda que la clave es elegir siempre el balance y moderación en tu plato.

32. No tengas golosinas en tu despensa:

Las papas y chocolates son como kriptonita, ¡especialmente cuando están tan a la mano en tu casa! Asegúrate de que jamás crucen por tu puerta, no puedes comer algo que no se encuentra en tu despensa después de todo. Recuerda que entre más sana sea la comida en casa, más probable es que comas snacks inteligentes.

33. Apóyate de tus amigos:

Mantener un estilo de vida saludable puede ser mucho más fácil con el apoyo y motivación de tus amigos más cercanos. Tener un grupo de apoyo puede llevarte a tener mejores elecciones, por ejemplo a moverte más, cocinar cenas súper saludables con ellos y hacer otro tipo de elecciones en tu estilo de vida que puedan ayudarte con tu peso.

34. Toma té verde:

El agua no es el único estimulador del metabolismo que existe en el mundo, estudios han mostrado que tomar té verde puede darle a tu metabolismo un pequeño incremento, ¡¡que puede significar calorías extra quemadas a la semana!! Y no solamente eso, esta bebida tiene un poder antioxidante muy grande, ¡¡así que bébelo!!

35. Piensa en golosinas y comida chatarra:

Contrario a la teoría “no pienses en eso” sobre controlar los antojos, visualizar un delicioso y apetecible dulce puede ser algo realmente bueno. Un estudio mostró que aquellas personas que comieron un poco de su antojo después de imaginarlo, comían mucho menos.

36. Dale sabor a las cosas:

Agregar un poco de condimento adicional a cada comida puede ayudarte a quemar algunas calorías extra por día. Agregar un poco de canela en tu café matutino puede disminuir tus niveles de colesterol y regular tu flujo sanguíneo, un poco de cúrcuma en tu cena puede retardar el crecimiento de tejido graso en tu cuerpo, y la capsaicina (componente químico de los chiles picantes) puede ayudarte a estimular tu metabolismo.

37. Mezcla un poco las cosas:

Es importante mantener las cosas frescas mezclando tu rutina de ejercicio de vez en cuando, recuerda que tu cuerpo debe ser desafiado para obtener mejores resultados.

38. Siempre, siempre, siempre desayuna:

Omitir el desayuno es un gran error si estás tratando de llegar a tu peso ideal. Disfrutar de una comida saludable y nutritiva en la mañana puede realmente dar un gran giro a tu metabolismo y fomentar la pérdida de peso. Elige un desayuno que sea alto en proteína para darte energía y lleno de fibra para mantenerte satisfecho durante horas.

39. Únete a alguna comunidad ¨Fitness¨ o de estilo de vida saludable:

Ser parte de una comunidad así es una manera excelente de encontrar apoyo en esta difícil jornada, ya que aprenderás de los mejores y podrás usar las herramientas usadas ahí para maximizar tus resultados.

40. Practica tu pose “Downward Dog”: 

Muchas personas piensan en el Yoga como algo que te ayuda a relajarte y tranquilizarte. Pero no es solamente para eso, hay miles de poses que pondrán a temblar tus músculos y aumentarán tu ritmo cardíaco, ¡lo que puede lograr una gran quema de calorías!

41. Duerme bien:

Asegúrate de dormir lo suficiente, ya que además de reforzar tu sistema inmunológico, el descansar correctamente asegura hábitos de alimentación saludables. Las personas soñolientas y con insomnio comen más, y como las funciones del cuerpo bajan debido a la privación de sueño, terminas almacenando más grasa. Además, ¡¡piensa en todos los entrenamientos que dejarás pasar por estar demasiado cansado!!

42. Come el desayuno dentro de la primer hora justo después de despertar:

Comer el desayuno es esencial para lograr tu peso ideal, pero la hora en que lo comes ¡también es importante! Asegúrate de desayunar dentro de la primer hora justo después de despertarte, ¡un desayuno temprano ayuda a estimular tu metabolismo!

43. Come el snack correcto en tu oficina:

Los snacks cargados de sodio y azúcar parecen siempre estar disponibles en la oficina, resiste la tentación en el trabajo preparándote con snacks saludables, ¡¡las frutas y verduras frescas son tu mejor opción!!

44. Fija nuevas metas:

Aunque hayas logrado todas y cada una de tus metas, ¡no debes detenerte!, es importante re-diseñar tus metas de acuerdo a tu progreso, y conforme vayas haciendo eso recuerda también siempre celebrar cada logro, el simple acto de reconocer todo lo logrado hace maravillas con tu motivación.

45. Invierte en nuevas herramientas:

De la misma manera en que no puedes esperar para estrenar esos nuevos zapatos que acabas de comprar, elige algunas nuevas herramientas “Fitness”, te sorprenderá lo ansioso que te sentirás por ponerte tus prendas nuevas e ir a hacer ejercicio con ellas, ¡¡no tienen que costar una fortuna, solo motivarte lo suficiente para no perderte ni una sola sesión de ejercicio!!

46. Las comidas saludables no significan: ¡¡todo lo que puedas comer!!:

El pescado, fruta y arroz integral son comidas nutritivas, pero eso no significa que tengan cero calorías, aún necesitas estar al pendiente del tamaño de las porciones, incluso para esas comidas que son muy buenas para ti.

47. Intenta el entrenamiento de campo:

Si estás intentando perder esos kilos extra, intensificar tu rutina actual de entrenamiento ¡puede ser justo lo que necesitas!, y nada trae mejores resultados que provocar la transpiración total de tu cuerpo a través de un entrenamientos de campamento militar.

48. Ve por proteína, no azúcar:

Sabemos que los panqueques y pastelillos pueden ser demasiado apetecibles como desayuno, pero definitivamente los dulces no son una buena opción para ti. Elegir alimentos altos en proteína y bajos en calorías como huevos y granos enteros, te dan una gran cantidad de energía que durará por más tiempo, y además, ¡te ayudarán a reprimir los antojos de media mañana!

49. Cocina:

Comer fuera ocasionalmente es una manera agradable de pasar una tarde, pero evita hacerlo un hábito. ¿Por qué? ¿Adivina cuál es el ingrediente secreto de muchos restaurantes? La mantequilla y el aceite excesivo, en otras palabras, ¡mucha grasa! Estudios han mostrado repetidamente que existe una gran relación entre el número de comidas fuera y el aumento de peso. Cocinar tus propias comidas te ayudará a controlar los ingredientes y también a administrar el tamaño de las porciones.

50. Come alimentos que te ayuden a combatir la grasa:

Cada caloría cuenta, así que asegúrate de comer alimentos que te ayuden a combatir el almacenamiento de grasa. Los ácidos grasos monoinsaturados combaten la grasa en el abdomen, ¡asegúrate de incluirlos en tu dieta!

Puede parecer demasiada información, pero cambiar poco a poco algunos malos hábitos te ayudará a lograr tus objetivos, elige los consejos que más se adapten a ti y te den mejores resultados. Recuerda siempre ponerte metas difíciles pero no imposibles, y muy importante ¡nunca dejes de re-inventarte en la búsqueda de tu mejor versión!