José Villarreal

¡¡Sufro de diabetes y me he sentido muy bien gracias a VIVRI™!! Además de lograr bajar 8 kilos y 3 tallas

Los 5 mejores vegetales para quemar calorías

¡¡Te tenemos excelentes noticias!! ¿Sabías que los vegetales te pueden ayudar a lograr tus metas de peso? Cuando se trata de quemar calorías, algunos vegetales te ayudan más que otros. Gracias a sus grandes cualidades nutricionales, ciertos vegetales pueden ayudarte a quemar calorías al acelerar tu metabolismo, diciéndole adiós a los genes de la grasa y flacidez. ¿Te gustaría saber cuáles son?

1. Pimientos:

Puede que hayas escuchado que los chiles picantes pueden ayudarte a quemar calorías, pero ¿sabías que los pimientos tienen el mismo efecto? Gracias a un componente que impulsa tu metabolismo, el dihidrocapsiato, y a su alto contenido de Vitamina C, nutriente que contrarresta las hormonas del estrés que provocan la acumulación de grasa en la cintura, los pimientos verdes y rojos pueden ayudarte con tu figura.

Agrega este vegetal a omelets y ensaladas, o haz algún delicioso platillo mexicano con carne o pollo, cebolla y pimientos.

2. Brócoli:

Además de protegerte del cáncer de próstata, pechos, pulmones y piel, este vegetal también puede ayudarte a reducir la parte media de tu cuerpo. Según expertos, el brócoli contiene un fitonutriente llamado sulforafano, que aumenta la testosterona y combate el almacenaje de grasa en el cuerpo. También es rico en Vitamina C, un nutriente que puede reducir los niveles de cortisol durante situaciones de estrés.

Intenta incorporar este vegetal en un platillo con carne de res o en una sopa, o ¿qué tal una deliciosa pasta con brócoli y pollo?

3. Espinacas:

Este vegetal puede ayudarte a llevar tu quema de calorías al siguiente nivel. ¿Cómo? Esta verdura contiene una cantidad desbordante de proteína (solo una taza contiene tanta proteína como un huevo mediano cocido), un nutriente que ayuda a la recuperación y crecimiento muscular. Y recuerda: entre más masa muscular tengas, ¡más calorías quemas en reposo! Además, este frondoso vegetal también es rico en tilacoides, un componente que ha demostrado reducir significativamente los antojos y promover la pérdida de peso.

Integra este vegetal a tu ensalada, o puedes hacer une deliciosa sopa de espinacas o un pollo relleno con espinacas.

4. Pepinillos:

Los pepinillos son bajos en calorías, están repletos de fibra y cubiertos en vinagre, ¡excelentes noticias para tu cintura! De hecho, solo un largo pepinillo tiene 15 calorías y 2 gramos de fibra, así que comer 3 ó 4 pepinillos, puede de hecho hacerte sentir bastante satisfecho ¡¡por menos de tan solo 100 calorías!! Todos sabemos que comer snacks que te hagan sentir satisfecho es esencial para lograr y mantener tu peso. Pero ¿cómo ayuda el vinagre en la lucha contra la grasa? Estudios muestran que las comidas ácidas ayudan a aumentar la velocidad en la que tu cuerpo quema los carbohidratos hasta un 40% – y entre más rápido quemas calorías, más pronto tu cuerpo comienza a incinerar la grasa, lo cual puede ayudarte a obtener tu peso ideal.

Añade este alimento en tu ensalada, hamburguesas sin pan, y algún dip o vinagreta para darle un sabor diferente a tu ensalada.

5. Cebolla:

Las cebollas son ricas en quercetina, un flavonoide que aumenta el flujo sanguíneo y activa la proteína en el cuerpo, que ayuda a regular los niveles de glucosa, quemar la grasa almacenada y evitar que se formen nuevas células de grasa. Sin mencionar que las cebollas básicamente son el héroe anónimo de la salud cardiovascular – un área importante para el bienestar de todos, pero especialmente de aquellos que van al gimnasio para acelerar sus esfuerzos de peso. Este increíble vegetal puede ayudar a reducir el colesterol, evitar el endurecimiento de las arterias y mantener los niveles de presión arterial saludables. ¿La mejor parte? Las cebollas son muy bajas en calorías y fáciles de agregar en casi cualquier comida, desde sopas, hamburguesas, tacos de lechuga, pastas, ensaladas, arroz, huevo, salsas, etc.

¡Así que ya sabes! No olvides agregar estos súper alimentos en tu próxima lista del súper y prepárate para lograr tus objetivos. Pero recuerda, que para obtener los mejores resultados, esto debe combinarse con una excelente alimentación y ejercicio.

 

 

Marcia López

¡¡Nada mejor que VIVRI™ para perder tallas y ganar salud!! El Reto VIVRI™ me dio salud, humectó mi piel, mejoró mi ánimo y obtuve más energía, ¡¡además de ayudarme a bajar 3 tallas y 8.5 Kg!!

Pechugas de pollo picantes

BLOG 149Ingredientes: (4 porciones) (173 calorías)

  • 2 1/2 cucharadas de paprika
  • 2 cucharadas de ajo en polvo
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 1 cucharada de pimienta de cayena en polvo
  • 1 cucharada de pimienta negra en polvo
  • 4 pechugas de pollo a la mitad, sin piel y sin hueso

Instrucciones:

  1. En un bol mediano, mezcla la paprika, ajo en polvo, sal, cebolla en polvo, tomillo, pimienta de cayena y la pimienta negra. Haz a un lado 3 cucharadas de esta mezcla para el pollo. Almacena el sobrante en un recipiente hermético para usarlo después (para sazonar pescado, carnes o vegetales).
  2. Precalienta la parrilla a fuego medio-alto. Frota un poco de las 3 cucharadas de sazonador en ambos lados de las pechugas de pollo.
  3. Aceita ligeramente la rejilla de la parrilla. Pon el pollo en la parrilla, y cocina por 6-8 minutos de cada lado.

Deja estos malos hábitos y dile adiós a la inflamación

¿Te ha pasado que en las mañanas tu abdomen luce y se siente plano, y en el transcurso del día se va inflamando? Esto es debido a los malos hábitos alimenticios y al consumo de ciertos alimentos que pueden causarte intolerancias e irritaciones. Te mencionamos algunos:

1. Consumir lácteos:

El consumo de leche y sus derivados es una de las causas más comunes de inflamación. Esto es debido a la intolerancia a la lactosa, la cual se fermenta en el colon cuando el cuerpo no produce las enzimas que permiten digerirlas con normalidad.

2. Comer el tipo equivocado de granos:

Elige granos enteros que no han sido procesados y no han perdido sus nutrientes ni fibra. Los granos que han sido refinados y que en la información nutricional vienen como “trigo” o “harina de trigo”, crean una respuesta inflamatoria idéntica a la del azúcar. Opta mejor por granos enteros como el arroz o pasta integral, quinoa, etc.

3. Tomar bebidas con mucho gas:

Las bebidas gaseosas y refrescos nos pueden refrescar y satisfacer cuando tenemos sed, o más bien darnos la sensación de que es así. Pero, no son la mejor opción para nuestro cuerpo, ya que no hacen ningún aporte nutricional y contienen sustancias que inflaman el vientre y causan varios problemas digestivos.

4. Consumir alimentos procesados:

¡Este es uno de los principales hábitos que causan inflamación!! Los alimentos procesados son ricos en sodio y otras sustancias que no le aportan ningún beneficio a tu cuerpo, y el sodio es una de las principales causas de retención de líquidos en el cuerpo, otra de las razones por las que se inflama el abdomen. Esto también afecta a aquellos alimentos que están disfrazados con sellos “saludables”, como por ejemplo “Light” o “Zero”: en realidad estos alimentos siguen conteniendo sodio y otros compuestos, pero en menos cantidades.

5. Comer azúcar regularmente:

El azúcar es el alimento inflamatorio número 1. Los azúcares que obtenemos de frutas y verduras son buenos para la salud, pero las grandes cantidades de azúcares añadidos ¡son un riesgo para nuestro cuerpo! El azúcar y el jarabe de maíz, son dos de los grandes culpables que pueden traer graves consecuencias para la salud inflamatoria.

6. No comer suficientes alimentos verdes y frondosos:

Los vegetales de color verde (espinaca, col rizada, brócoli, acelga y berza) están repletos de nutrientes anti-inflamatorios que dan marcha atrás a la inflamación en tu cuerpo.

7. Comer demasiado rápido:

Es muy importante comer con calma y masticar bien los alimentos, ya que las prisas pueden hacer que traguemos aire sin darnos cuenta, lo que también causa inflamación en el abdomen. Muchas personas no dedican el tiempo suficiente a comer de forma saludable y esto hace que su abdomen ¡luzca inflamado todo el tiempo!

8. Consumir demasiada sal:

El consumo excesivo de sodio es una de las causas principales de retención de líquidos, presión arterial alta e inflamación de los tejidos del cuerpo. Y a pesar de que no podemos negar que le da un excelente sabor a las comidas, su exceso en el organismo es negativo y puede originar enfermedades más graves.

9. Saltar comidas o comer muy poco:

Saltarse las comidas o disminuir las porciones recomendadas no es una buena forma de ahorrar calorías para bajar de peso. Aunque durante mucho tiempo se pensó que era una opción para adelgazar, ya está comprobado que puede ocasionar lo contrario. El comer menos de cinco veces al día puede provocar dificultades en la digestión, más sensación de hambre y ¡mayor acumulación de grasa en el abdomen!

10. Comer mucho antes de acostarte:

La cena se debe ingerir, por lo menos, dos o tres horas antes de ir a la cama, y debe ser algo ligero y fácil de digerir. Comer demasiado antes de ir a dormir es una costumbre que puede causar pesadez en el cuerpo e inflamación en el organismo. Este mal hábito es un obstáculo para la buena digestión y puede provocar problemas como el estreñimiento.

¿No sabes qué cenar? ¡Shake Me!® es una excelente opción! Tiene pocas calorías, y además está repleta de vitaminas y minerales.

Si quieres lograr un vientre plano, es muy importante que evites estos hábitos que causan inflamación. Recuerda que un estilo de vida más saludable: mejorar tu alimentación, realizar más actividad física e incrementar el consumo de agua, no solo te ayudará a tener un vientre más plano, ¡sino que mejorará toda tu figura y tu salud!

 

 

 

 

 

 

Jorge Velázquez

El cambio en el abdomen fue mucho, ¡¡y me siento con mucha energía!!

José de Jesús Villegas

¡¡Me encantó VIVRI™!! Me siento ligero y duermo mejor

Ensalada de pepino y jitomate

BLOG 145Ingredientes: (4 porciones) (31 calorías) 

  • 2 jitomates, picados
  • 1 pepino, pelado y picado
  •  1 cebolla, picada
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto

Instrucciones

  1. Combina los jitomates, pepinos y la cebolla en un bol para ensaladas. Sazona al gusto con pimienta negra y sal. Rocía con jugo de limón. Enfría.
Chava fit.

10 razones por las que estás estancado en tu peso

Las personas van al gimnasio por diferentes razones, una de las principales es: para deshacerse de esos kilos extra. Pero a veces sucede que nuestro régimen de entrenamiento no funciona más. Esto puede deberse a distintos motivos, y tratar de encontrarlos puede ser realmente frustrante. Tómate un momento, y piensa si algo de esto te parece familiar:

1. Haces lo mismo todo el tiempo:

Si haces siempre lo mismo a la hora de entrenar, es probable que no veas los resultados deseados. Conforme vas repitiendo los mismos ejercicios, tu cuerpo se familiariza con el proceso y se estanca porque no lo estás desafiando. Cambia tu rutina de ejercicio para desafiar a tus músculos de maneras nuevas y diferentes, y así ayudarte a superar el estancamiento en la pérdida de peso.

2. ERES DEMASIADO BUENO CONTIGO MISMO:

Si te encuentras pensando: “eso fue fácil”, después de un entrenamiento, probablemente tenías razón y fue demasiado fácil. Así es, caminar 20 minutos en la caminadora es bueno para tu corazón y obtendrás algunos beneficios cardiovasculares, pero si quieres cambiar tu cuerpo, deberás forzarte a correr, inclinar la caminadora, levantar mayor peso, o hacer algunas repeticiones extra. Cambiar la intensidad de tu rutina asegurará que siempre obtengas lo mejor de tus sesiones de ejercicio.

3. Difícilmente te mueves durante el resto del día:

Incluso aunque tengas una rutina sólida de ejercicio, debes continuar dando pequeños pasos diariamente para ayudarte a llegar a tu meta. Muchas personas entrenan durante una hora y después se sientan durante la mayor parte del día. Debes asegurarte de mantener circulando tu sangre durante el día para obtener los verdaderos beneficios de ese entrenamiento. Asegúrate de tomar las escaleras cuando puedas, estacionarte un poco más lejos o hacer algunos estiramientos cuando sientas que has estado sentado por un buen rato. ¡Estos pequeños ajustes te ayudarán a obtener los resultados que deseas!

4. Te permites comer de más:

Después de un duro entrenamiento, puede ser bastante tentador pecar y darte un festín de miles de calorías. Después de todo lo mereces, ¿cierto? ¡¡Mentira!!, solamente porque estás entrenando más, no significa que debas comer más. Recuerda, la pérdida de peso también sucede en la cocina. Si quieres perder peso, es importante cuidar lo que comes.

5. Estás perdiendo el tiempo:

El hecho de ir al gimnasio no significa que realmente estás entrenando. Es probable que estés perdiendo demasiado tiempo eligiendo la lista de reproducción perfecta o el canal de televisión que deseas ver, y no se diga el tiempo perdido por socializar. Encontrar amigos en el gimnasio es grandioso, y tener un compañero de gimnasio puede ayudarles a ambos a estar motivados, pero a veces notarás que puede ser totalmente contraproducente. No es malo ser sociable en el gimnasio, solo asegúrate de que tu mandíbula no está haciendo la mayor parte de los movimientos.

6. No te recuperas:

Hacer ejercicio es excelente, pero tu cuerpo también necesita tiempo para recuperarse. Ejercitarte mucho puede ser exhausto para tu cuerpo, a tal grado de estarlo lastimando más de lo que realmente lo estás ayudando. Si entrenas de más, tus músculos empiezan a acumular lactato y trifosfato de adenosina, los cuales pueden causar dolor. Cuando tu cuerpo no está funcionando normalmente debido al sobreesfuerzo y la falta de descanso, no quemará la grasa como normalmente lo haría. Así que asegúrate de tener un balance adecuado, ¡¡tu cuerpo te lo agradecerá!!

7. No conoces tu ritmo cardíaco:

Cuánto estás sudando, no debería ser la mejor manera de medir la intensidad de tu rutina de ejercicio. La única manera de saber si estás ejercitando tu cuerpo al máximo, es ejercitar según tu ritmo cardíaco. Es recomendable utilizar un monitor de ritmo cardíaco para asegurarte de que tus sesiones de entrenamiento son lo más eficientes posible. Eso eliminará el estar adivinando o suponiendo, y te ayudará a lograr un entrenamiento óptimo en todo momento.

8. Tu rutina no es balanceada:

Tu rutina de ejercicio debe ser balanceada e incluir todos los tipos de ejercicios. Debe incluir cardio, entrenamiento de fuerza y estiramientos. Todos estos ejercicios combinados crearán una rutina completa al ejercitar los distintos músculos de diferentes maneras. Enfocarte solamente en uno o dos tipos arruinará tu meta.

9. No estás divirtiéndote:

A veces el entrenar se parece demasiado al trabajo. Cuando esto sucede, haz algo completamente diferente. Intenta algún partido de tenis o voleibol, una clase de baile. Convertir el ejercicio en un juego te da una manera de pensar diferente. No estás pensando en cuánto más tienes que andar o cuántas repeticiones te quedan: ¡tu mente está en el juego o el escenario!

10. Necesitas cambiar tu actitud:

Hablando sobre tener tu cabeza en el juego, ahí es donde debe estar cuando estás entrenando. Ir a entrenar con una actitud positiva y determinante es importante. Intenta dejar el estrés en casa para que puedas concentrarte en la tarea delante de ti y no estar distraído. Si después de 3 minutos estás pensando: “aún quedan 27 minutos para irme”, tu cabeza no está en el lugar adecuado y estarás luchando hasta el final por lograr terminar tu sesión.

Hacer ejercicio es súper importante para lograr tus metas de peso y salud, pero recuerda que llevar un estilo de vida saludable es igual de importante para obtener los resultados deseados.

Victor Luna

¡¡Gracias a VIVRI™ he logrado bajar 30 kilos y 12 tallas!!