Camarones picantes con quinoa

Ingredientes: (2 porciones)

  • 1/2 taza de salsa de soja baja en sodio
  • 1/4 taza de vinagre balsámico
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1 diente de ajo, finamente picado
  • 2-4 golpecitos de salsa picante (opcional)
  • 1 taza de quinoa
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cebolla roja, rebanadas delgadas
  • 1 taza de camarones crudos (frescos o congelados y descongelados)

Instrucciones:

  1. En un bol de tamaño mediano, combinar la salsa de soja, el vinagre balsámico, la pimienta, el ajo y la salsa picante (si se usará). Revolver hasta que quede bien mezclado y hacer a un lado.
  2. Combinar la quinoa y 1 3/4 tazas de agua en una olla. Llevar a ebullición, cubrir y hervir a fuego bajo por 10 minutos, o hasta que la quinoa este cocida y blanda. Remover del fuego y hacer a un lado.
  3. Mientras la quinoa se está cocinando, comienza a cocinar los camarones: calienta aceite de oliva en una sartén para freír a fuego medio-alto. Añade los camarones y las cebollas. Cuando los camarones comiencen a tornarse rosas, añade la salsa y continúa cocinando, agitando frecuentemente.
  4. Cuando los camarones estén cocidos, añadir la quinoa, y revolver hasta que queden bien combinados. Rociar salsa de soja encima o exprimir un poco de limón.

 

Daniela Robles

¡¡Bajé 4 kilos y 1 talla!!

¿Por qué comer snacks saludables? ¡Te damos 3 muy buenas razones!

Tener un snack saludable es indispensable, ¿por qué? Si nos ponemos a analizar, ¿cómo nos sentimos después de una comida grande, en comparación de una pequeña y un pequeño snack unas horas después? Si tu eres de los que no acostumbra comer snacks, ¡comienza a hacerlo! Estos son los cambios que sentirás:

1. Tendrás un mejor control de tu peso.

Todos sabemos que el 80% de la pérdida de peso es el resultado de nuestra alimentación (el otro 20% es del ejercicio), así que lo que comes y cómo lo comes, es crucial en el logro y mantenimiento de un peso saludable. Cuando haces solamente grandes comidas, suceden 2 cosas:

a) Te sientes extremada e incómodamente lleno.

b) Y unas cuantas horas después tu flujo sanguíneo comienza a bajar – y junto con él, tu energía.

Los snacks saludables son una gran manera de disminuir el hambre y tener energía durante el día. Pero la clave de esto es asegurarte de que tus comidas más grandes no sean inmensas (y sean completamente nutritivas), y planear con tiempo los snacks que comerás. Esperar a que tengas hambre para tomar esta decisión, hace que tomes las peores decisiones. ¡¡Así que planea con tiempo para encontrar el balance que necesitas!!

2. DILE ADIÓS A COMER IMPULSIVAMENTE.

Como mencioné arriba, las elecciones que tomamos cuando tenemos hambre no son las mejores. Asegurarte de nunca llegar a la fase “¡muero de hambre!”, es crucial para tomar la decisión adecuada. Piénsalo: ¿alguna vez has ido al súper mercado hambriento? Si lo has hecho, recordarás cómo lucía tu carrito de compras, ¡¡como un bote de basura!! ¡¡Aquí es donde entran los snacks saludables!! Comer un snack saludable por lo menos una vez al día, te permite mantener tus niveles de energía y tu control a raya, y una vez que tengas todo esto en orden, ¡¡tendrás todo el poder!!

3. Impulsa tu productividad y tu buen humor.

A lo largo del día, las comidas pesadas (llenas de carbohidratos, grasas y azúcares), estresan y se meten con tus niveles de energía. Elegir comidas más pequeñas (proteínas magras, granos enteros y vegetales) combinadas con snacks saludables (frutas y verduras), hace que tu combustible se queme lentamente, logrando que tengas energía durante todo el día – eliminando las altas y bajas que las elecciones poco saludables generan. Esto no solamente estimula tu humor, tener más energía hace que sientas menos flojera y ¡te permite operar con tu máximo potencial tus actividades diarias!

Hay muchísimas opciones de snacks saludables, solo debes asegurarte de que sean nutritivos, ricos, bajos en calorías y saludables. ¡Puedes usar tu creatividad para botanear sin entorpecer tu Reto!

 

 

 

Jorge González

¡¡Bajé 30 kilos en 4 meses!!

¡¡Adelgaza tu cintura con estos ejercicios!!

La cintura es la zona donde con mayor facilidad suele acumularse el exceso de grasa, y los centímetros de más en tu cintura son una señal incuestionable de que llevas una vida sedentaria, acompañada de una mala alimentación. ¡¡Pero no te preocupes!! Estos ejercicios te ayudarán a tener la cintura que siempre quisiste. Es importante recordar que también la alimentación jugará un papel importante en este proceso.

Lagartijas con rotación

Comienza con 20 repeticiones, 10 de cada lado

push

Plancha lateral

Realiza 45 segundos de este ejercicio, de cada lado

sideplank

Torsiones de tronco

Comienza con 30 repeticiones, tus brazos puedes estirarlos o colocarlos sobre tu cintura

torcion

Torsiones laterales

Realiza 30 repeticiones, puedes utilizar pesas para aumentar un poco la dificultad

LATERAL

Puente lateral

Realiza 30 repeticiones de cada lado

bridge

Abdominales en V

Hacer 30 repeticiones con cada pierna

v

Giro de vientre

Puedes apoyarte sobre el suelo o sobre una silla para hacer más fácil el giro, hacer 30 repeticiones alternando piernas

twist

Para obtener mejores resultados, repite 3 veces la rutina, descansando activamente (trotando o marchando en lugar durante 20-30 segundos).

Martha Ruth Arce

¡¡Bajé 6 kilos en tan solo 10 días!!

Bacalao al limón con puré de frijol y albahaca

Ingredientes: (2 porciones) (372 calorías)

  • 2 racimos pequeños de tomates cereza, en su vid
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Bacalao o cualquier otro pescado blanco en trozos y sin piel
  • La cáscara de un limón, más el jugo de 1/2 limón
  • 240 g de frijoles de soya congelados
  • 1 diente de ajo
  • 1 manojo de albahaca, las hojas y los tallos separados
  • 100 ml de caldo de pollo o verduras

Instrucciones:

  1. Calienta el horno a 200°C / ventilador a 180°C y el gas a 6. Poner los tomates en una bandeja de hornear, frota con un poco de aceite de oliva y sazonador, luego hornea durante 5 minutos hasta que la piel comience a romperse. Agrega el pescado a la bandeja, cubre con la mayoría de la cáscara de limón y un poco más de sazonador, luego baña con un poco de aceite de oliva. Hornea por 8-10 minutos hasta que el pescado se desmenuce fácilmente.
  2. Mientras, coce los frijoles en una cacerola con agua hirviendo durante 3 minutos o hasta que estén tiernos. Escurre, y deposita en un procesador de alimentos junto con el resto del aceite, ajo, tallos de albahaca, jugo de limón y el caldo, y procesa hasta obtener un puré grueso y ligeramente rugoso. Sazona a tu gusto.
  3. Divide los tomates y el puré en dos platos, cubre con el pescado, esparce las hojas de albahaca y remata con cáscara de limón para servir.

Mara Ávila

Además de la pérdida de peso y talla (7.6 Kg y 2 tallas), a pesar de mi problema de hipotiroidismo, quedaron atrás los dolores de espalda y pies, hoy tengo cero fatiga, y estoy mucho más animada y con mucho más energía para mis actividades del día a día, ¡¡¡me siento genial física y emocionalmente!!!

Pescado al vapor estilo thai

Ingredientes: (199 calorías) (2 porciones)

  • 2 filetes de trucha, cada uno debe pesar 140 g aproximadamente
  • 1 pequeño botón de raíz de jengibre, pelado y picado
  • 1 pequeño diente de ajo, picado
  • 1 chile rojo pequeño, sin semillas y finamente picado
  • El jugo y la cáscara rallada de una lima
  • 3 paksoi o pak choi bebé, picada en cuartos de manera longitudinal
  • 2 cucharadas de salsa de soja

Instrucciones:

  1. Deposita los filetes de pescado sobre un pedazo de papel aluminio, y esparce el jengibre, ajo, chile y cáscara de lima sobre los filetes. Exprime el jugo de lima en la parte de arriba y luego esparce las piezas de pak choi alrededor y en el tope del pescado. Vacía la salsa de soja sobre el pak choi y sella holgadamente el papel aluminio de modo que quede bien sellado, asegurándote de dejar espacio en la parte de arriba para dejar que el vapor circule mientras el pescado se está cocinando.
  2. Cocina durante 15 minutos, (si no cuentas con una vaporera, pon el empaque en un plato a prueba de calor y mételo a una cacerola con agua hirviendo, tapa y deja hervir).

Esther Sánchez

¡¡Con VIVRI™ regresó mi salud!! Soy diabética y estoy muy feliz, porque aparte de bajar de peso, 4 Kg y 2 tallas, también bajaron considerablemente mis niveles de azúcar